jueves, 9 de agosto de 2012

Flor selvática

Esa era una noche tibia y yo te miraba.
Te llamé por nombres que fueron transparencias.
Nombres como nube, mía, hembra,
uva flor ovípara que te engendró como un ave.

Aquella era como otra noche arrojadiza.
Tú eras selva;
una flor grande y temerosa.
Yo soñaba que te engendraba envuelta en un capullo.
Fuiste flor salvaje de jugos primitivos
para correr en tu exuberancia siempre mineral;
naturalmente buena y caudalosa.

Juntos fuimos un poco de ese pétalo líquido,
una sangre cinética en las venas
en nuestra trayectoria exacta de vibración y jaleo.
Un trayecto en el que mi calma únicamente bullía.

Esa era otra noche incógnita y torrencial.
y yo me ví en los líquidos de tu córnea;
y fuí jaguar tras tu cuerpo,
y perfil a tu silueta,
y serpiente por tu espalda
al sembrarte en la espesura.

Poema de Quinto Brena


Aurora Azul Blog© 2007 | Plantilla Blogger | Diseño de Cenia castro

No hay comentarios:

Publicar un comentario