martes, 28 de julio de 2009

Divergencias de un caballo viejo

Él de su existencia
cansina, renegaba
y escribía y escribía
no entendía a veces;
pero, llevar por su pluma, se dejaba
queriendo, revelar los secretos del alma…
Y, no entendía.
Ahí, entre copas, oía cuando relinchaba el viento
con presunciones de gran poeta.
vociferaba con su presencia el mar
¿Qué más sublime? se decía, besar con la espuma las pestañas de la arena
¿Qué más etéreo? rozar con mis lágrimas el cielo.
Yo soy más poeta,
-el viejo callaba-.

Él, de su azotada existencia renegaba
escrutando los misterios del alma.
El viejo, se decía, ¿y tendrá rincones el alma?
¿Quién, en su fustigada vida pudo develarla?
¿Quién, de un soplo, amedrentó al hades, evitando su fatal designio?
¿Quien volvió domando sus alas, y subyugarla pisoteada, morir cansada?
-¿El hombre?- dios ínfimo, con alardes de grandeza...
y la grandeza está en la belleza, de saberse minúsculo
ser perecedero, que sabiendo su infortunio
se inca al celeste dando gracias
pues, ni toda una vida
multiplicada por cien, le daría
la dicha de hacer verdadera poesía;
-
Parir de sus manos una perla de escarcha-

Y aún en la desdicha, volvía
escribía, y escribía tratando de hacer poesía…
le refutó, un avecilla..que viéndolo todo, le confortó.
Sosiega el alma, viejo...
Que una buena imitación también cuenta.
no es decir las más bellas letras; la poesía,
para desnudar rápido a las princesas….
Ni ahora, esto tan moderno, la libídine virtual en masa
No, no, no….Nada de anáforas,
que quemen, quemen toda la cabeza
Ni quien usa más, las reglas mejores de la retórica
y despunta en ella la paradoja, sinestesia, que si la rima…

La poesía, la poesía, le decía
Es cantar con la pupila
es besar con las manos, curar así la piel agrietada.
es disolver el viento en la mirada, al caer las hojitas marchitadas.
Perderse por el sendero travieso de las hormigas industriosas
le decía la avecilla, la poesía, la poesía…
Es dejarte elevar, cuando bien se puede, y agachar cuando se debe
para poder ver, quien está más allá.
No de comerte solo un pan, si hay dos que no lo tienen...
en otras palabras, -es amar-
Lo traslucido y callado
que sin ojos y sin bocas, habla, habla y nadie lo ve,
poner ojos, donde los demás, dan su espalda…
Y él viejo, se fue diciendo;
Poner los ojos, donde los demás ponen la espalda.
la poesía, la poesía, es amar…




24 de junio del 2008


Cenia Castro© copyright 2009 Todos Los Derechos Reservados

domingo, 19 de julio de 2009

Intentos Fallidos



Siluetas nebulosas en mi mente
hilan crucigramas, recuerdos dormidos
silenciados a la fuerza

recuerdos quemados
y otros revividos.

Otros inmortales, peores que gato callejero
siete vidas seguras y una de propina
seminario de supervivencia fue menester,
al punto final y punto rojo, condenados estaban.

Con tirarlos de un barranco probé
se mofaron en mi cara, al quedar
en primera posición de ballet .

En otro intento, fallido intento;
en secreto le di Laxante licuado con berro
esperando amanezca doble indigestión
y así restarle una vida en mi azotea…
Canto mi derrota por extirparlo
de mi memoria,
terminé dándole morada,
y con honores incluidos.

-insolente!-

El olvido nunca fue su arma
en vengarse pensó, y casi, me mata,
y yo sólo tengo una vida.
En nuestro coloquio habitual
de tiempos idos,de risas y besos
olvidé que caminaba cruzando la autopista.
Y un chasquido retumbante en mí oído
me dijo: bienvenida al otro mundo.
"La vi roja, verde, naranja… blanquecino grisáceo
ya me habían hablado de la muerte
pero nunca creí que tenía color."

Menos mal hizo freno en seco
el fulano del volante, pues si no
habría ido al país de los huesos,
y en mi lápida un epitafio:
“Por ir boquiabierta, le mató
el que tiene siete vidas y una de propina
y coronó su corazón; extraño amor.
Extraño! pero amor ¡”
Concluyó nuestro romance en cuarta menguante
lo saqué de patadas, lo anterior no había valido..
Y por si acaso, se atreviera a volver,
contraté un perro guardián alérgico a los gatos,
por esto de las ocho vidas.
Hoy causa tanto terror, que no lo visita nadie.

(Un poco de mi yo,) 22 de septiembre 2008




Cenia Castro© copyright2009 Todos Los Derechos Reservados

lunes, 13 de julio de 2009

Peces Voladores

De un árbol olvidado
se estrangulan
sueños oxidados
y
fragmentos
de
Silencios dilatados

Cierne el agua
peces voladores…
Escamas secas
aletas con muletas
de branquias quemadas
por atardeceres diluidos en la letanía.

Mugan quimeras queriendo renacer
en esplendores de un marjal distante
que aquilate el frio de cristales temblorosos
del eco que estalla, dejando sorderas de amor.

En otro pez
otros peces,
hormiga buscando su migaja
de paja en paja construyendo la esperanza.


6 de Septiembre del 2008





Cenia Castro© copiright 2009 Todos Los Derechos Reservados

viernes, 3 de julio de 2009

Coco gua, coco gua


Llora,
la lira
llora la niña en la esquina
un silbido punzante,
en su oído
igual que el de su pecho sangrante.


Coco qua,
Coco qua
Llora la lira
sin sonrisa
sin beso,
sin llanto
(Se secó)
Sin su madre.
(Se marchó)

Y llora el pato y la gallina
por la canción que no aprendió.


30 de mayo del 2008


Cenia Castro©copyright 2009 Todos Los Derechos Reservados